21 de septiembre de 2021

ESTUDIANTES DE ESCUELA SAN ANDRÉS DE TEGUALDA VISITAN COMUNIDADES MAPUCHES DEL SECTOR

Actividad realizada en el marco del proyecto de valoración del patrimonio y la identidad local trabajado en conjunto por el establecimiento y el programa Profesionales Servicio País de la comuna de Fresia.

Por Darío Fernández.

RECUPERANDO LA HISTORIA MAPUCHE DE TEGUALDA

Tegualda es una localidad rural perteneciente a la comuna de Fresia, región de Los Lagos. Como señalan sus nombres, procedentes de “La Araucana” (1569, Alonso de Ercilla), Fresia y sus alrededores son territorios de alta población de ascendencia mapuche, específicamente huilliche (rama austral del pueblo mapuche que habitó desde el río Toltén hasta el seno de Reloncaví). Sin embargo, gran parte de la juventud tegualdina está recién ahora reconociendo la cultura, tradición, espiritualidad e idioma de sus antepasados.

Una de las instituciones que ha aportado significativamente en la transmisión de la cultura mapuche a las nuevas generaciones de Tegualda, ha sido la escuela. Desde el año 2013 se viene implementando la asignatura de Lengua y Cultura Indígena en la comuna, más conocida como “Chezungún”, donde miembros de comunidades mapuche de la zona, llamados “Educadores Tradicionales o Ancestrales”, hacen clases apoyados por el profesor o profesora de aula.

ESTUDIANTES DE TEGUALDA VISITANDO COMUNIDADES

Como una forma de apoyar este proceso, en el marco de la intervención de educación del Programa Servicio País,  delegaciones de estudiantes de sexto, séptimo y octavo básico de la Escuela San Andrés de Tegualda visitaron las comunidades indígenas “Pichimaule” y “Tegualda Uñum Mapu”, los días viernes 7 y martes 11 de septiembre. En este contexto, compartieron conocimientos sobre gastronomía mapuche, historia de las comunidades, relatos ancestrales y juegos tradicionales del pueblo huilliche, como fue el caso de la partida de palín.

Damyale, estudiante de octavo básico, opinó sobre la actividad: “Fue interesante escuchar las historias, y saber más sobre (…) la comunidad. Fue interesante porque nos habían hecho clases sobre el tema, pero ahora fue más entretenido (…), más una experiencia que una clase”.

A Franco, de séptimo básico, observar alrededor del fuego la preparación de la tortilla de rescoldo, le trajo recuerdos: “Me acuerdo que hace mucho, en mi familia hicimos una cosa así como tortilla bajo el carbón, y cuando vi la preparación de la tortilla en las cenizas tuve como un deja vu, como un recuerdo de golpe de que alguna vez con mi familia y mi tata hicimos algo parecido”.

Silvio, su compañero de curso, describió la actividad “como un viaje”, y también le despertó recuerdos familiares: “[la ruca] de repente se parece como a un quincho, pero la diferencia es que en el quincho no pasa esto de contarse historias y compartir de esta forma”.

APRENDER DESDE LA EXPERIENCIA: DE LA SALA DE CLASES A LA RUCA

Egon Poveda, educador ancestral de la Escuela Básica de Fresia, participó en la visita de los estudiantes a la comunidad indígena de Pichimaule, una de las más antiguas de la región, considerando que se registra en la CONADI el año 1994.

El educador mapuche valoró positivamente el hecho de que las nuevas generaciones de Tegualda se acerquen a las comunidades indígenas: “Yo siempre he dicho: la cultura mapuche es difícil, es imposible enseñarla entre cuatro paredes”, señaló.

“Es acá donde se aprende la cultura mapuche, en la comunidad (…) Por lo menos los chicos de la escuela de Tegualda todavía tienen la posibilidad de estudiar en un espacio donde aún hay tierra. Yo en Fresia, en la escuela donde trabajo, hay puro cemento. Es imposible acercar a un niño a la naturaleza cuando no hay siquiera un árbol. Entonces, es acá, cuando vienen acá los chicos, cuando pueden impregnarse de la cultura, saber el valor que tiene la naturaleza para el pueblo mapuche”.

Igualmente agradecida se manifestó la presidenta de la comunidad, Lucía Catrilef: “Agradecidos que hayan elegido esta comunidad para traer a estos jóvenes. Como hay niños que van saliendo de octavo, ya ellos después se enfrentan a otra realidad, y así siguen subiendo… Pero lo que vivieron acá hoy día, yo creo – y espero – que no se les vaya a olvidar nunca”, señaló.

Por otra parte, los estudiantes que visitaron la comunidad indígena “Tegualda Uñum Mapu”, fueron recibidos por su presidenta, Marina Caipillán, y los educadores tradicionales de la Escuela Básica San Andrés, Marco Caipillán y Cecilia Bahamondes.

Reflexionando al respecto, Camila, estudiante de sexto básico, planteó que “lo mapuche está vivo en nuestras familias todavía, por ejemplo en la huerta, en que hemos aprendido mucho del trabajo de la huerta por lo que nos dejó la cultura mapuche”. Demis, de octavo básico, agregó: “Allá por donde vivo yo se ha perdido mucho el tema mapuche, es como que hubieran más españoles, porque ya casi ni hay rucas o personas que estén de verdad representando el pueblo mapuche, no hay nadie por allá. Esta actividad me sirvió para valorar eso, recuperar la tradición mapuche de la zona”.

La presidenta de “Uñum Mapu”, Marina Caipillán, tejió sin pausa durante el evento. Al finalizar, relató a los niños y niñas presentes: “Este tejido, cuando yo era niña así como ustedes, este tremendo tejido yo se lo hacía a mi abuelita para sus “refajos”. El refajo era una faldita de lana que ellas se colocaban debajo de su vestido, y era este mismo tejido, y yo todavía lo sigo haciendo”. Por último, agregó: “yo no terminé mis estudios, pero sí aprendí a tejer, a palillo, a telar, macramé… y esos también son conocimientos, también son aprendizajes, por eso yo no tengo ningún problema en enseñarle esto a las nuevas generaciones. Porque yo no tejo con el telar que tejen ustedes, yo tejo con el telar mapuche, con el witral, así que eso les voy a enseñar si siguen viniendo para acá.”

Cabe recordar que esta visita forma parte de un proyecto de puesta en valor del patrimonio histórico y agroalimentario de Tegualda, localidad rural de la comuna de Fresia, donde estudiantes de sexto, séptimo y octavo básico de la Escuela San Andrés están registrando sus reflexiones y experiencias sobre la identidad del territorio. Sus fotos, palabras e impresiones, serán publicadas en el segundo número de la revista “Werkén Tegualdin@”, proyecto gestionado por Darío Fernández, profesional del programa Servicio País, Cristian Torres, monitor del taller de periodismo escolar, y Violeta Cerón, profesora de Lenguaje y coordinadora UTP del establecimiento.

El lanzamiento de la revista será ejecutado a fines del presente año.

(Fuente: CiudadaníaSur)