21 de septiembre de 2021

Y SERÁN DOS POR EL PRINCIPAL SILLÓN MUNICIPAL

César Negrón y Miguel Cárdenas, enfatizan campaña con la mirada en el 11 de abril. En este artículo, matices…

En definitiva, dos serán los candidatos que estarán en la papeleta del 11 de abril, postulando a la Alcaldía de Fresia, luego que el propio tercer postulante, Fabián Nail, ratifica lo que de forma exclusiva anunció ayer este medio: el TRICEL (Tribunal Calificador de Elecciones), ratificó el rechazo a su postulación, lo que en primera instancia había sido resuelto por el TER (Tribunal Electoral Regional).

Por lo que ya se encuentran compitiendo por el sillón municipal local, los candidatos de Unión Constituyente (ex Concertación), el democratacristiano, Miguel Cárdenas Barría y César Negrón Barría, ex director de la Secretaría Comunal de Planificación, quien representa a Chile Vamos, siendo militante de Renovación Nacional y quien, según el resultado de su postulación al CORE, recibe adhesión transversal desde el punto de vista político, lo que se ha indicado a este diario, enfatiza en el trabajo en terreno y publicaciones por redes sociales.

No es distinto el caso de Miguel Cárdenas, quien ha potenciado su trabajo electoral en terreno, en los últimos días a nivel ciudad, con un efecto propagandístico “puerta a puerta”, en tanto, se señala, su conocimiento y recorrido por el sector rural de la comuna, ha sido permanente en los últimos años y ampliado en las última semanas, tras su ratificación como candidato, luego de haber sido rechazado por el Tribunal Electoral Regional, por un aspecto procesal de forma. Habiendo apelado su partido, la DC, Cárdenas volvió a la carrera y, actualmente, junto con privilegiar el uso de redes sociales, para emitir su mensaje, junto a candidatos a concejales que le apoyan, se le observa haciendo gestión proselitista en algunas poblaciones de la ciudad.

Con algo más de orden en su estrategia de posicionamiento electoral como candidato a la Alcaldía, César Negrón, junto con utilizar medios de comunicación formales, difundió inicialmente un resumen de su propuesta programática y ahora está socializado las, al menos, 70 iniciativas que espera sean el sello de para un Fresia Mejor y con gestión transformadora desde la Jefatura Comunal, habiendo enfatizado que, si bien, fue el más cercano colaborador del alcalde Rodrigo Guarda, tiene su propio estilo de gobernanza comunal, lo que implica continuidad, en lo que juntos han hecho, pero no “continuismo”, lo que no es lo mismo, en tanto, ratifica “tenemos pensamientos similares, pero en cuanto a estilo, no es necesariamente lo mismo”.

En tanto Miguel Cárdenas, habiendo iniciado su campaña, de forma segregada, sólo en algunos medios de comunicación locales, lo que se espera no sea el fomento de la polarización medial-política, ha hecho énfasis en su conocimiento de la gestión municipal, privilegio electoral que le otorga haber sido por espacio de varios períodos concejal, aunque él señala que “apenas he sido un funcionario municipal”, lo que no es coherente con la  naturaleza y rol asignado por Ley en su función. Ser funcionario es prerrogativa del alcalde y del Concejo, cuando corresponda; ser concejal es distinto, en tanto es representante del sentir popular consagrado en las urnas, donde Miguel Cárdenas, al menos en la última elección logró la primera mayoría y por tanto, ha sido el alcalde protocolar, aunque en este sentido haya evidentes reparos, no porque él no esté en condiciones de ejercer, sólo que la figura establecida en la Ley, no se le habría otorgado.

Cárdenas y Negrón, tienen estilos cercanos y empatía con la gente de los sectores urbano y rural. Pero, la diferencia, estará marcada por los estilos, la potencia y credibilidad de sus mensajes, la fuerza que puedan proyectar con sus respectivas personalidades políticas y pensamiento; la elocuencia y sentido de cautivador que siempre es clave y la futura capacidad de gestión en favor de la comuna, en la que se requiere de contactos, estrategias, lobby, correcta y sólida exposición de argumentos, capacidad y calidad en la búsqueda de objetivos, prestancia a todo nivel y perseverancia en relación a la inquietud ciudadana, que no es menor. El bien común, primero.

Mención especial para Fabián Nail, que si bien quedó fuera de carrera, hay un cúmulo de ideas, pensamiento que, con o sin ser candidato, logró arraigar.